Se encuentra al norte de nuestra ciudad sobre el arroyo San Clemente. Cuenta con un paseo recreativo, amarradero de madera en el que operan embarcaciones pesqueras de poco calado y excursiones para los amantes de la pesca embarcada. Se puede adquirir pescado fresco o manufacturado, o degustarlos en las cantinas y restaurantes.